Turismo de Zaragoza
  Estás aquí:  Inicio»Zaragoza Ciudad»Entorno Natural»Ríos y Canales»El Río Ebro

Zaragoza, Ciudad de las Cuatro Culturas

El Río Ebro

El Río Ebro

El río Ebro nace en el manantial de Fontibre, cerca de Reinosa, a 880 metros de altitud, tiene una longitud de 910 Km., de los cuales 330 km. transcurren por tierras aragonesas, y su cuenca tiene una superficie de 86.000 kilómetros cuadrados. Es el río más caudaloso de España.

Los principales macizos montañosos que delimitan su cuenca son: los Pirineos al norte, el Sistema Ibérico al sur y los Picos de Europa en su nacimiento. Atraviesa las comunidades de Cantabria, Castilla y León, La Rioja, Navarra, Aragón y Cataluña.

Sus principales afluentes por la izquierda son los ríos: Nela, Jerea, Bayas, Zadorra, Ega, Aragón, Candanchú, Estarrún, Aragón Subordán, Veral, Eska, Onsella, Irati, Arga, río Arba, Gállego, Aurín, Escarra, Caldares, Aguas Limpias, Guarga, Asabón, Sotón, Segre, Valira, Noguera, Noguera Pallaresa, Noguera Ribagorzana, Canellas y Santa Ana, Cinca, Ara, ?sera, Isábena, Vero y Alcanadre.

Sus principales afluentes por la derecha son los ríos: Oca, Tirón, Oja, Najerilla, Iregua,Arroyo de Puente Ra, Mayor, Piqueras,Arroyo Castejon,Arroyo San Pedro, Arroyo Tamborios, Barranco Urrilla, Leza, Rabanera, Vadillos, Cidacos, Alhama, Añamaza, Linares, Bco La Canejada, Río Queiles, Río Huecha, Río Jalón, Isuela, Aranda, Ribota, Río Jiloca, Pancrudo, Río Piedra, Najima, Deza, Manubles, Río Huerva, Río Aguas Vivas, Moyuela, Martín, Río Guadalope, Bergantes, Guadalopillo, Río Matarraña y río Algás.

Penetra en la Comunidad Autónoma por Novillas y sale por Fayón para acabar desembocando en el Mar Mediterráneo en Deltebre, Delta del Ebro, cerca de Tortosa, Amposta y San Jaime de Enveja, provincia de Tarragona, formando un Delta donde la Isla de Buda divide la corriente en dos brazos principales (Golas Norte y Sur). El Delta cubre 330 klómetros cuadrados, ostentando la zona la categoría de Parque Natural desde 1983.

Su origen vino marcado por el plegamiento de los sedimentos exteriores que dio origen a los Pirineos, produciéndose una compensación en forma de hundimiento. Transcurre extendiéndose en la fosa tectónica denominada Valle del Ebro.

El Ebro sufre sus crecidas más frecuentes en la estación fría, de octubre a marzo, aunque a veces se prolongan hasta mayo; las de la estación fría están ligadas al régimen pluvial oceánico, mientras que las de la primavera son fruto del deshielo de la nieve de los Pirineos. Los estiajes se producen en verano, entre los meses de julio a octubre en Miranda de Ebro, y primeros de Septiembre en Tortosa.

El Ebro fue en otro tiempo un río en el que convivieron diversas especies entre ellas las truchas, las sabogas, las codiciadas anguilas, tanto para su consumo inmediato como para su conserva o los cangrejos y los bivalvos de gran tamaño con los que se fabricaban mangos y cachas. Ahora barbos, madrillas, lucios y tencas son los únicos pobladores del río.

De la navegación por el Ebro hay constancia escrita varios siglos antes de Cristo, con importantes puertos fluviales como el de Caesaraugusta o el de Celsa.

Pantanos y embalses: Embalse del Ebro en su cabecera y Embalse de Mequinenza y Embalse de Ribarroja en su curso bajo.

Canales: Canal de Lodosa, Canal Imperial de Aragón, Canal de Tauste, Canal de las Bardenas, Canal de los Monegros, Canal del Cinca y Canal de Aragón y Cataluña.

El recorrido del Ebro por tierras aragonesas se inicia en Novillas, localidad en la que el Río Huecha funde sus aguas con las del Ebro.

Aguas abajo nos encontramos con Alcalá de Ebro, ligada a Cervantes ya que en sus tierras se supone situada la Insula Barataria del Quijote. En la orilla de enfrente se encuentra Remolinos y un poco más abajo Alagón.

De Alagón a Zaragoza el Ebro se ve jalonado por pequeñas poblaciones eminentemente agrícolas como Torres de Berrellén, Pinseque, Utebo o Monzalbarba. A partir de Monzalbarba el Ebro empieza a bañar una cuidada huerta, aguas abajo del Galacho de Juslibol.

Penetra en la bimilenaria ciudad de Zaragoza, encontrándose a su paso la Basílica del Pilar cuya silueta queda reflejada en sus aguas. Aquí recibe a los maltrechos Huerva y Gallego. Tras cruzar Zaragoza, el Ebro va acusando la progresiva aridez.

El Burgo de Ebro, Fuentes de Ebro y Quinto, son las siguientes localidades por las que discurre. Tras pasar Quinto y Gelsa llega a Velilla de Ebro. A partir de aquí las riberas se estrechan y tras ellas se extiende el desierto de Los Monegros, paisaje duro y casi estéril. Tras dejar Velilla atraviesa Cinco Olivas, Alborge y Alforque hasta llegar a Sástago y Escatrón.

Desde aquí, el río se encaja y comienza a divagar por numerosos meandros hasta el Embalse de Mequinenza a la altura de Chiprana. Al llegar a Caspe recibe las aguas del Río Guadalope. En esta localidad se encuentra el Mar de Aragón que ofrece unas condiciones excelentes para la práctica de los deportes acuáticos.

Continúa su camino por Mequinenza hacia Fayón, abandonado en este último nuestra comunidad. Ambas poblaciones fueron sepultadas por el embalse de Ribarroja. En Fayón, última localidad aragonesa por la que atraviesa el Ebro, podemos ver desde su ermita del Pilar una bella panorámica del Río Matarraña uniéndose con el Ebro. A partir de aquí continúa su curso por tierras catalanas hasta acabar en el Mediterráneo.

Galería de Imágenes

  • Río Ebro a su paso por Zaragoza
    Río Ebro a su paso por Zaragoza
    Imagen obtenida de José Antonio Cabetas Aliaga bajo licencia de Creative Commons
  • Río Ebro: Nacimiento del río en Fontibre
    Río Ebro: Nacimiento del río en Fontibre
    Imagen obtenida de Celtiberia bajo licencia de © Todos los derechos reservados
  • Río Ebro: Desembocadura del río en el Delta
    Río Ebro: Desembocadura del río en el Delta
    Imagen obtenida de El País bajo licencia de © Todos los derechos reservados
Aviso Legal | Mapa Web | Pagina de Inicio | Agregar a Favoritos
© 2007-2016 ¤ José Antonio Cabetas Aliaga. Reservados todos los derechos. Optimizado para 1024 x 768 píxeles
http://www.cabetas.org