Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de cookies en cualquier momento. Aceptar | Política de Cookies
Turismo de Zaragoza
  Estás aquí:  Inicio»Zaragoza Provincia»Entorno Natural»Espacios Naturales»Parque Natural del Moncayo en Tarazona

La Provincia de Zaragoza, El Cuarto Espacio

Parque Natural del Moncayo en Tarazona

Parque Natural del Moncayo en Tarazona

El Parque Natural del Moncayo es un espacio natural protegido situado íntegramente en la provincia de Zaragoza.

La Sierra del Moncayo está ubicada en el sector central de la Cordillera Ibérica, a caballo entre las cuencas del Duero y del Ebro. La cumbre del Moncayo o Pico de San Miguel está situada en la vertiente norte, más fría y húmeda, siendo con sus 2.315 metros la máxima altura del Sistema Ibérico y uno de los picos más relevantes de la península Ibérica.

La cubierta vegetal de la montaña mágica de Aragón reproduce en apenas 20 kilómetros de longitud y a lo largo de unos 1.000 metros de desnivel la zonación vegetal que se da entre los países mediterráneos al Sur y los boreales del Norte. Los cambios en la vegetación relacionados con la altura son extremadamente bruscos, sobre todo entre los 800 y 1.000 metros, donde llegan a confluir especies de la Europa mediterránea y boreal.

La descripción del amplio abanico medioambiental del Moncayo comienza con los carrascales y coscojares, que ascienden hasta los 900 metros en forma de bosques claros en los que también tienen cobijo matorrales formados por tomillos y aliagas. La fauna que se refugia en esta zona está compuesta fundamentalmente por conejos, perdices, tórtolas, tejones y lagartos ocelados.

Poco más arriba, entre los 900 y 1.100 metros, se abren paso los rebollares y robledales, formados por árboles de pequeño porte y densamente agrupados. Sus matorrales están principalmente formados por jaras, siendo sus moradores el arrendajo, el mirlo, el zorro y el jabalí. Los bosques de pino, aunque de repoblación, han contribuido a restaurar los suelos frente a las cortas intensivas del siglo XIX. La especie más abundante es el pino rojo o silvestre, con ejemplares de gran porte, aunque también se dan el pino negro, el laricio y el rodeno. Los pinos abarcan una amplia zona entre los 900 y 1.800 metros dependiendo de las especies y bajo ellos crecen brezos, acebos y frambuesos (o chordón, como se les conoce en la comarca, de cuyos sabrosos frutos se obtiene la refrescante agua de chordón). Habitan los pinares el piquituerto, el pico picapinos, el petirrojo y el tejón.

El hayedo es una de las singularidades de estas montañas. El del Moncayo es uno de los más meridionales de Europa, lo que incrementa su valor ecológico y la importancia de su conservación. Las hayas ocupan la zona que va desde los 1.100 metros a los 1.650. Se trata de un bosque residual, en lucha con los suelos pedregosos, cediendo las áreas más secas al roble albar y las encharcadas a sauces, abedules y fresnos. En el hayedo crecen helechos, musgos y madreselvas. De sus hayucos se alimentan jabalíes y corzos y bajo sus ramas sobrevuela el azor. A partir de los 1.650 metros el hayedo va desapareciendo para dejar paso a una formación de matorral con ginestas, sabinas rastreras y enebros. A partir de los 1.800 metros desaparecen los últimos pinos de repoblación y se abren los prados alpinos. Algunas de las especies que habitan esta zona son alondras, chovas, y víboras.

La singularidad de esta montaña única no sólo se fundamenta en la variedad de su flora y fauna. El Moncayo guarda entre sus cumbres los restos de tres glaciares. Los circos de Morca, San Gaudioso y el Pozo de San Miguel o Cucharón conservan la fisonomía característica de los valles glaciares, en forma de U. Se trata de excavaciones no muy profundas de los glaciares que ahí se ubicaron y tienen un gran interés por su alto grado de conservación, gracias a su difícil acceso. Por otro lado, son una muestra más de los contrastes de este gran parque natural.

La variedad vegetal del Moncayo y su estratificación lo convierten en un auténtico libro abierto en el que aprender botánica. Desde el mirador del Santuario, a unos 1.600 metros de altitud, se extiende a los pies un mar de especies vegetales que cambia en cada una de las estaciones. El otoño es, sin duda, la época más espectacular para visitar el Moncayo, cuando la sabiduría de la naturaleza despliega ante los ojos atónitos del visitante su abanico multicolor. Una inverosímil gama de amarillos, ocres, rojos y verdes se entremezcla en los densos bosques de la montaña. En esa época, resulta una auténtica delicia adentrarse en las laderas por cualquiera de los caminos o carreteras que suben hacia las zonas de esparcimiento de Agramonte y el Santuario. Uno de los recorridos más agradecidos es la carretera que parte del monasterio de Veruela y llega hasta Agramante después de recorrer 15 kilómetros a través del bosque. En ese trayecto se atraviesan buena parte de los biotopos del parque: carrascal, rebollar, robledal, pinar y hayedo.

En Agramonte se abre el Centro de Interpretación del parque, en el que se puede recabar información y visitar la exposición interactiva acerca de sus recursos naturales. Desde allí parte la carretera que asciende al Santuario, que se convierte en pista sin asfaltar tras un amplio aparcamiento. Se puede subir con coche hasta otra zona de aparcamiento en las inmediaciones del Santuario.

Rutas por el Moncayo

Mirador de la Diezma

  • Dificultad: Baja
  • Acceso: Desde la localidad de Grisel o desde la carretera local de Vera de Moncayo a Tarazona en el punto kilométrico 8. Pista asfaltada.
  • Itinerario recomendado: Desde el mirador dirigirse hacia el Noreste hasta el vértice Umbría.
  • Tiempo: 20 minutos y retorno.
  • Interés: La panorámica más completa de la vertiente norte del Moncayo. Paneles informativos. Nevera. Campos abandonados con numerosos bancales que evidencian la necesidad y el trabajo que presidieron la vida de las gentes de estos lugares hasta hace algunos decenios. Desde el vértice Umbría, vistas del embalse del Val, valle del río Queiles y mallos de los Fayos con importantes buitreras. Disimetría de los valles del Queiles y Huecha que evidencian la captura fluvial.

Ermita de San Cristóbal en Calcena

  • Dificultad: Baja
  • Acceso: Desde la carretera de Calcena a Oseja.
  • Itinerario recomendado: Desde la carretera de Calcena a Oseja, en el collado entre los barrancos de Calcena y Valdeoseja, a 1.000 metros de altitud, se toma un camino que con dirección al Noreste, asciende hasta la ermita de San Cristóbal, a 1.1.40 metros de altitud.
  • Interés: Panorámica completa de la vertiente meridional del Moncayo, muy poco conocida. Visión completa del caparazón calcáreo que recubre este sector de la sierra: planas y profundos cañones del Isuela.

Peñas de Herrera

  • Dificultad: Alta
  • Acceso: Desde Talamantes por el barranco de Valdeherrera
  • Itinerario recomendado: Desde Talamantes se toma el camino que remonta por la vertiente izquierda del barranco de Valdeherrera. A dos kilómetros de la localidad (50 minutos) en un pequeño collado a 1.116 metros, se halla un cruce y se entra por el espacio natural protegido. Continuar por el camino ascendente hasta la cumbre.
  • Tiempo: una hora y media y regreso
  • Interés: Mirador espectacular. Punto de vigilancia de las fronteras entre los reinos de Aragón y de Castilla.

La cumbre del Moncayo

  • Dificultad: Media
  • Acceso: Desde el santuario de Nuestra Señora del Moncayo.
  • Itinerario recomendado: Al fondo de la plazuela del santuario, junto a la fuente, parte la senda tradicional de acceso a la cumbre. A unos 50 metros se encuentra una bifurcación, se toma la de la derecha en dirección a la Peña del Cucharón. Pronto se interna en el bosque y asciende en zig zag, sin pérdida, hasta el Pozo de San Miguel, por encima ya del límite altitudinal del bosque. Hay que prestar un poco de atención a las señales para tomar la senda que entre los circos del Pozo de San Miguel y el de San Gaudioso conduce a las lomas cimeras. Alcanzadas éstas, tomar rumbo al Noroeste por el cordal cimero para alcanzar el Pico de San Miguel, en realidad un cabezo redondeado coronado por un vértice geodésico y la imagen de la Virgen del Pilar: la cumbre del Moncayo.
  • Tiempo: una hora y media, más el retorno.
  • Interés: Extraordinario mirador desde el que, en los días claros, se divisan los Pirineos, las sierras noroccidentales de la Cordillera Ibérica: Cebollera, Urbión y San Lorenzo; las altiplanicies castellanas y las grandes llanuras de la Depresión del Ebro. Se atraviesan campos de piedras periglaciares y se obtiene una visión completa de los circos glaciares de Cucharón y San Gaudioso.

El hayedo y el pinar entre la Fuente del Sacritán y la Ermita de San Gaudioso

  • Dificultad: Media
  • Acceso: Desde la Fuente del Sacristán, junto a la carretera del Santuario.
  • Itinerario recomendado: Senda de la Fuente del Sacristán (1.240 metros) a la ermita de San Gaudioso (1.620 metros). Está perfectamente señalizada. A 40 minutos del punto de partida hay una fuente junto a la carretera a 1.400 metros de altitud. Atraviesa en varios puntos la carretera que asciende en zig zag.
  • Tiempo: una hora y 45 minutos y retorno
  • Interés: Bosques de hayas y de pino silvestre. Representación de los diversos ambientes forestales del Moncayo.

Galería de Imágenes

  • El Moncayo nevado
    El Moncayo nevado
    Imagen obtenida de Expo Zaragoza bajo licencia de © Todos los derechos reservados
  • Pinar en la Dehesa del Moncayo
    Pinar en la Dehesa del Moncayo
    Imagen obtenida de Tarazona y el Moncayo bajo licencia de © Todos los derechos reservados
  • Riachuelo en la Dehesa del Moncayo
    Riachuelo en la Dehesa del Moncayo
    Imagen obtenida de Tarazona y el Moncayo bajo licencia de © Todos los derechos reservados
  • Cima del Moncayo
    Cima del Moncayo
    Imagen obtenida de Pirineos 3000 bajo licencia de © Todos los derechos reservados
  • Parque de la Dehesa del Moncayo
    Parque de la Dehesa del Moncayo
    Imagen obtenida de Tarazona y el Moncayo bajo licencia de © Todos los derechos reservados
  • Parque de la Dehesa del Moncayo
    Parque de la Dehesa del Moncayo
    Imagen obtenida de Labardena bajo licencia de © Todos los derechos reservados
  • Refugio del Moncayo
    Refugio del Moncayo
    Imagen obtenida de Tarazona y el Moncayo bajo licencia de © Todos los derechos reservados
  • Hayedo en el Parque del Moncayo
    Hayedo en el Parque del Moncayo
    Imagen obtenida de Tarazona y el Moncayo bajo licencia de © Todos los derechos reservados

Guías en PDF

Colabora con nosotros ...

Si tienes información sobre Parque Natural del Moncayo en Tarazona (Zaragoza) que quieras compartir con nosotros, encuentras algún error, o deseas ampliar la información que ofrecemos, puedes enviarnos un correo y adjuntar los documentos de texto y fotografías correspondientes a la información que quieras facilitar.  Envíar colaboración.
Powered by MySQL Powered by PHP Powered by Apache Código XHTML válido    Código CSS válido
Aviso Legal | Mapa Web | Contactar | Recomendar | Pagina de Inicio | Agregar a Favoritos
© 2007-2014 ¤ José Antonio Cabetas Aliaga. Reservados todos los derechos. Optimizado para 1024 x 768 píxeles
http://www.cabetas.org