Turismo de Zaragoza
  Estás aquí:  Inicio»Zaragoza Provincia»Entorno Natural»Embalses y Lagunas»Laguna de Gallocanta

La Provincia de Zaragoza, El Cuarto Espacio

Laguna de Gallocanta

Laguna de Gallocanta

La Laguna de Gallocanta es una formación endorreica de agua salada, pervivencia de un mar interior de hace miles de años en la depresión del Ebro, que se encuentra ubicada en una gran cubeta del Sistema Ibérico a 990 metros sobre el nivel del mar, con una alimentación subterránea de agua como lo demuestra su salinidad.

La laguna ocupa 1.400 hectáreas de las 53.600 hectáreas que tiene toda la cubeta, siendo sus aguas de elevada salinidad y alcanzando una profundidad máxima de 2 metros.

La sal se puede ver brillando en sus orillas en los periodos secos formando una delgada costra salina. Cuando baja el nivel de las aguas, un estrangulamiento divide la laguna en el Lagunazo Grande y el Lagunazo Pequeño.

Flora

En los fondos de la laguna encontramos densas praderas subacuáticas de fanerógamas filamentosas (Lamprothamnium papulosum y Chara galoides) que cubren los fondos y sirven de alimento a los grupos de aves buceadoras.

En las aguas de la laguna, de alta concentración salina y escasa profundidad, encontramos algas verdes (Chromulina, Nannochloris) y cianofíceas (Spirulina), al igual que otras especies en el zooplancton.

En los bordes de la laguna sólo las plantas halófilas consiguen sobrevivir adaptándose a la salinidad del terreno y formando playas de limos salinos (tarquines) habitadas por especies como la Salicornia ramosissima o mamellada, la Frankenia reuterii o tomillejo y las espinosas Salsola kali. Los carrizos (Phragmites australis) y las espadañas (Thypha sp.) con sus tallos emergentes y raíces bajo el agua, aparecen en los lugares donde el aporte de agua dulce es mayor.

Más lejos de la orilla aparecen los pastizales salinos de Juncus maritimus y praderas donde se encuentran especies endémicas como la Puccinellia pungensque forma enormes céspedes sobre los suelos salinos de la laguna pero sin llegar hasta el agua.

En los márgenes de la laguna, los aportes de agua dulce de los arroyos permiten que se formen praderas húmedas y juncos en los suelos más encharcados.

Fauna

La laguna de Gallocanta es un lugar de paso para las aves que se mueven entre las zonas de cría del norte de Europa y las zonas del sur de España o del norte de África donde pasan el invierno. La procedencia de estas aves es bien diversa desde Francia y Países Bajos, hasta Islandia, Países Nórdicos e incluso Siberia.

Hacia finales del invierno o comienzos de la primavera, las aves inician su viaje en dirección norte hacia las áreas de nidificación. Por el contrario, desde el verano hasta el comienzo del invierno las aves invierten su recorrido en dirección sur, hacia sus áreas de invernada para pasar allí los meses más fríos del año.

No todas las especies tienen el mismo calendario migratorio, ni su paso por la laguna se percibe de la misma manera. Destaca el paso de las anátidas y sobretodo de las grullas (más de 40.000 aves) que durante los meses de octubre a marzo (a excepción de enero) llegan a este humedal en grandes bandos, entre rumores de algarabía y de batir de alas.

La entrada y salida de las grullas en la laguna, al atardecer y al amanecer, constituye un impresionante espectáculo sonoro y visual difícil de contemplar en otros lugares.

Es también el lugar de reunión de aves acuáticas, destacando en las aguas más profundas animadas por las densas praderas subacuáticas que se encuentran en ellas, las aves buceadoras como el pato colorado o los porrones comunes.

Las aguas poco profundas son el lugar predilecto de los patos herbívoros como el ánade friso o el pato cuchara.

Gran cantidad de aves acuáticas se reparten a lo largo de toda la laguna, eligiendo el lugar de nidificación en función de sus preferencias alimentarias. Por ejemplo, las anátidas granívoras como los ánades reales o las cercetas invernales buscan su alimento en las islas que aparecen a lo largo de la laguna o en las propias orillas.

Los pajarillos insectívoros como los escribanos palustres, carriceros o bigotudos, pueblan los carrizales junto a aves de mayor tamaño como el aguilucho lagunero o las fochas.

Más lejos de la orilla, gran cantidad de aves como las avefrías o los zarapitos aparecen entre los juncales y en los prados húmedos.

En las llanuras de cereales encontramos aves esteparias como las alondras y calandrias, que se mezclan con la avutarda y la zancuda grulla.

En los carrascales de la sierra encontraremos abundantes perdices rojas y tórtolas.

El sapo común, el sapo partero común, la ranita de San Antonio, el lagarto ocelado o ardacho, la culebra de agua, el zorro, el corzo, el buitre leonado o el jabalí, son algunos de los anfibios, reptiles y mamíferos que pueblan la zona.

Galería de Imágenes

  • Vista Panorámica
    Vista Panorámica
    Imagen obtenida de Donato Molina bajo licencia de © Todos los derechos reservados
  • Laguna de Gallocanta
    Laguna de Gallocanta
    Imagen obtenida de Página del Ayuntamiento bajo licencia de © Todos los derechos reservados
  • Laguna de Gallocanta, Aves migratorias
    Laguna de Gallocanta, Aves migratorias
    Imagen obtenida de Página del Ayuntamiento bajo licencia de © Todos los derechos reservados
  • Laguna de Gallocanta, Grullas
    Laguna de Gallocanta, Grullas
    Imagen obtenida de Página del Ayuntamiento bajo licencia de © Todos los derechos reservados
Aviso Legal | Mapa Web | Pagina de Inicio | Agregar a Favoritos
© 2007-2016 ¤ José Antonio Cabetas Aliaga. Reservados todos los derechos. Optimizado para 1024 x 768 píxeles
http://www.cabetas.org