Turismo de Zaragoza
  Estás aquí:  Inicio»Zaragoza Provincia»Entorno Natural»Serranías y Montañas»Cordillera Ibérica

La Provincia de Zaragoza, El Cuarto Espacio

Cordillera Ibérica

Cordillera Ibérica

La cordillera Ibérica es una barrera montañosa que, alineada en dirección noroeste-sureste, separa la depresión del Ebro de las del Tajo y Duero. Sólo una parte de esta cordillera, en su sector central y oriental, está en territorio aragonés.

El conjunto de la cordillera Ibérica zaragozana es una sucesión alternante de alineaciones serranas y depresiones, cuya evolución más reciente está dirigida por los valles del Río Jalón y sus afluentes. De Noroeste a Sureste son, en la rama más septentrional, la Sierra de la Virgen, la Sierra de Algairén, la Sierra de Vicort, la Sierra Modorra y la Sierra del Peco, y en la rama más meridional e interna, los Montes de Ateca, la Sierra de Pardos y la Sierra de Santa Cruz.

En el sector zaragozano de la cordillera, dos ramas montañosas orientadas de Noreste a Sureste se disponen delimitando una depresión interior que, a lo largo de unos 70 kilómetros, se extiende en la línea Calatayud-Daroca-Calamocha.

Estas dos ramas montañosas se identifican con dos grandes bloques elevados y delimitados por fallas, constituidos por materiales en los que predominan cuarcitas y pizarras. La erosión selectiva, a que han sido sometidas durante el terciario superior y cuaternario explican sus caracteres geomorfológicos, en los que destacan las potentes crestas cuarcíticas. El contacto con la depresión del Ebro se realiza, bien en forma directa o brusca, como ocurre en el sector de Cariñena, bien a través de una serie de pliegues y relieves en cuesta mesozoicos, que son en definitiva una unidad transicional entre el zócalo antiguo y el terciario del Ebro.

La rama más septentrional de la la cordillera Ibérica zaragozana se prolonga hacia el noroeste por una serie de cuestas mesozoicas, que en Talamantes pasan a conectar con las estribaciones del Macizo del Moncayo, cumbre máxima de la Ibérica aragonesa, con 2.313 metros de altura, donde se localizan las únicas huellas del glaciarismo cuaternario ibérico.

Aviso Legal | Mapa Web | Pagina de Inicio | Agregar a Favoritos
© 2007-2016 ¤ José Antonio Cabetas Aliaga. Reservados todos los derechos. Optimizado para 1024 x 768 píxeles
http://www.cabetas.org