Esta web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de las cookies. Sin embargo, puedes cambiar la configuración de cookies en cualquier momento. Aceptar | Política de Cookies
Turismo de Zaragoza
  Estás aquí:  Inicio»Zaragoza Provincia»Patrimonio Histórico»Patrimonio Barroco»Ermita de la Virgen de Lagunas en Cariñena

La Provincia de Zaragoza, El Cuarto Espacio

Ermita de la Virgen de Lagunas en Cariñena

Ermita de la Virgen de Lagunas en Cariñena

La Ermita de la Virgen de Lagunas de Cariñena, se encuentra ubicada a unos 7 km hacia el norte de Cariñena, entre las localidades de Alfamén y Longares, en dirección a Zaragoza y en medio de una gran llanura de viñedos. La construcción de la actual ermita es del siglo XVII, de estilo barroco con elementos mudéjares. El origen estaría en una ermita del siglo XV, época en la que se levantaría en este lugar una granja o poblado llamado Pardina de Lagunas. De esta ermita originaria sólo quedaría la imagen de la Virgen y la torre datada ya en el siglo XVI.

La construcción de la actual ermita es del siglo XVII, de estilo barroco con elementos mudéjares, y es una obra realizada, en su última fase por el maestro de obras Juan de Loreyta, entre 1676 y 1677. El origen estaría en una ermita del siglo XV, época en la que se levantaría en este lugar una granja o poblado llamado Pardina de Lagunas. De esta ermita originaria sólo quedaría la imagen de la Virgen y la torre datada ya en el siglo XVI.

La ermita es una construcción con planta de una sola nave rectangular sin crucero ni ábside, capillas laterales y toda ella cubierta con bóveda de lunetos con abundante decoración, los muros aparecen ornamentados con yeserías de estilo barroco-mudéjar.

De extraordinarias dimensiones, cuenta en su cabecera con un magnífico retablo barroco restaurado por completo en el año 2003; en él, diversos lienzos con representaciones de diversas escenas de la vida de la Virgen y separados por impresionantes columnas doradas, rodean la hornacina con la talla de la Virgen, que ocupa el centro del retablo.

Todo el interior de la iglesia se encuentra ornamentado de pintura y estuco que representan volutas, líneas curvas y motivos geométricos. En los laterales hallamos algunos retablos aunque de escaso interés artístico.

La construcción cuenta también con torre campanario, datada en el siglo XVI, cúpula y coro elevado a los pies de la planta. Desde la sacristía se accede por escaleras hasta el camarín de la Virgen, que permite no sólo verla de cerca, sino también tocarla y besarla, gracias a la plataforma giratoria que la sostiene.

El Altar Mayor, presidiendo la ermita, es de finales del siglo XVII, y en él se ubica la imagen de Nuestra Señora de Lagunas con el Niño. La talla es de estilo gótico del siglo XV.

La imagen de la Virgen de Lagunas es una talla gótica, sedente, del siglo XV. En su mano derecha muestra una bola roja (¿el mundo?, ¿el corazón?, ¿una manzana?) mientras con la izquierda sostiene al niño Jesús, cuya mano derecha se encuentra levantada en posición de bendecir. Sobre su cabeza, la Virgen porta una toquilla blanca. Tanto María cono el Niño aparecen coronados. Es destacable la dulzura que muestra el rostro de la Virgen.

Posee seis pequeñas capillas entre los contrafuertes en las que podemos encontrar los siguientes altares:

El Altar de la Virgen de la Almudena, de estilo barroco, es de mediados del siglo XVII, el Altar de la Sagrada Familia de finales del siglo XVII, el Altar de la Dolorosa de principios del siglo XVIII, con una talla de madera del XVII, el Altar del Cristo de la Cruz de principios del siglo XIX y el Altar de San José y el Niño del siglo XVIII.

Se conserva cerámica en el presbiterio, probablemente realizada en Muel, ya en el siglo XVIII.

Ya existía en el siglo XV, pero el año 1725 el Santuario era un cenobio de monjes cistercienses de San Bernardo, quienes tenían también a su cargo el monasterio de Santa Fe.

Reclamada la propiedad del Santuario de Lagunas por los monjes de Santa Fe, el litigio se resolvió en los tribunales, que fallaron a favor de la villa de Cariñena. Desde entonces ha quedado claro y no se ha vuelto a poner en tela de juicio que el propietario y titular de tan querido lugar es el Municipio de Cariñena, representado legítimamente por su Ayuntamiento, que es quien le procura la atención necesaria. La Virgen de Lagunas cuenta también con su cofradía, que es la encargada de promover su culto y veneración.

El día 8 de Septiembre se celebra la fiesta de los Hermanos de la Virgen de Lagunas. El lunes de Pascua, el Santo Cristo de la iglesia de Santiago, Patrón de Cariñena, es llevado en procesión a la ermita, y acuden en romería los vecinos de las localidades próximas como son Cariñena, Longares y Alfamén, celebrandose una gran fiesta popular. El primer domingo de Mayo, después de la Cruz, celebra el pueblo de Almonacid de la Sierra su romería al santuario.

El Santuario lo conforman distintas dependencias cerradas en forma cuadrangular, por lo que forman entre sí una gran plaza para el asueto y el recreo. La iglesia ocupa toda el ala Norte; el ala Sur es la casa del ermitaño; el ala Oeste es un gran comedor de arcos y cristaleras que dan a la plaza; en el ala Este se encuentra el salón del baile y las dependencias destinadas a la hospedería o albergue. Se han hecho diversas mejoras y reconstruido algunas zonas en ruinas para, con fondos de la Unión Europea, dotarlo de un albergue en cuyas obras están trabajando los alumnos de la Escuela-Taller de la localidad.

Cuenta con un pinar con barbacoas, y es ideal para pasar un día de campo o para acampar.

La Tradición

La tradición cuenta que un pastorcillo de Cariñena se encontraba cuidando de su ganado que abrevaba en las aguas de una pequeña laguna en el lugar llamado de La Pardina. A la orilla de la laguna y elevada sobre una ginesta, que son abundantes en el lugar, vio, de pronto, a Nuestra Señora la Virgen María, envuelta en un gran resplandor, que le pedía se hiciera construir un templo en su honor en ese mismo lugar.

El pastorcillo, en diálogo con Nuestra Señora, objetó que nadie en el pueblo creería que la Virgen le había hablado y le había hecho esta petición. María le dijo entonces que abandonara su ganado, que ella lo cuidaría mientras iba a Cariñena a llevar el mensaje, y que, a su llegada, todas las campanas de la localidad tocarían solas como signo de la veracidad de lo que él iba a decir.

Y así sucedió. Llegado el pastor a Cariñena, todas las campanas sonaron sin fuerza humana que las moviera y sus habitantes creyeron al pastor y levantaron el templo en honor a la que llamaron Virgen de Lagunas, exactamente sobre la laguna de la aparición.

Principales referencias consultadas:  Páginas del Ayuntamiento y de la Comarca,  Zaragoza Turismo (DPZ)Red AragónGran Enciclopedia Aragonesa y  Wikipedia.

Datos de Contacto

Nombre
Ermita de la Virgen de Lagunas
Situación
Partida de la Pardina
Localidad
Cariñena
Cronología
Siglo XVIII
Grupo
Barroco, Mudéjar

Galería de Imágenes

Colabora con nosotros ...

Si tienes información sobre Ermita de la Virgen de Lagunas en Cariñena (Zaragoza) que quieras compartir con nosotros, encuentras algún error, o deseas ampliar la información que ofrecemos, puedes enviarnos un correo y adjuntar los documentos de texto y fotografías correspondientes a la información que quieras facilitar.  Envíar colaboración.
Powered by MySQL Powered by PHP Powered by Apache Código XHTML válido    Código CSS válido
Aviso Legal | Mapa Web | Contactar | Recomendar | Pagina de Inicio | Agregar a Favoritos
© 2007-2014 ¤ José Antonio Cabetas Aliaga. Reservados todos los derechos. Optimizado para 1024 x 768 píxeles
http://www.cabetas.org