Turismo de Zaragoza
  Estás aquí:  Inicio»Zaragoza Provincia»Tradiciones Populares»Festejos Populares»Encierro Andando en Novallas

La Provincia de Zaragoza, El Cuarto Espacio

Encierro Andando en Novallas

Encierro Andando en Novallas

El tradicional encierro de reses bravas andando de Novallas consiste en conducir los animales al paso hasta la población.

El día 15 de Septiembre, día siguiente a la fiesta mayor, todos los vecinos y gentes de las localidades próximas iban al campo a esperar la llegada de los toros.

Con antelación unas personas del pueblo voluntarias formaban una comisión encargada de visitar distintas ganaderías para comprar los toros y esas mismas personas solían ir de casa en casa pidiendo aportaciones para dicha compra.

Comprados todos los toros, normalmente dos o tres, el día anterior al encierro se llevaban desde la ganadería hasta el corral conocido como corral de la ciudad, que pertenecía al Ayuntamiento de Tarazona. A dicho corral, situado a dos kilómetros de Novallas, acudían los mozos y pasaban la noche esperando que al hacerse de día emprendieran la marcha hasta el término denominado Cofre o Churlán.

A las nueve de la mañana era el momento más esperado, porque desde allí los toros arropados por seis cabestros y caballos se dirigían hacia el pueblo. Los vecinos y visitantes se situaban a los lados del camino, cerros y árboles próximos para verlos pasar. Unos metros antes de la entrada al pueblo se les arreaba para que su entrada fuera más espectacular y para que los más valientes se lucieran.

Encerrados los toros, las gentes iban a los toneles y cantinas dónde, haciendo gala de la hospitalidad, almorzaban e invitaban a los visitantes.

Esta fiesta tuvo su continuidad hasta el estallido de la Guerra Civil.

Actualmente se ha recuperado la tradición y se vuelve a celebrar el encierro, aunque con vacas en lugar de toros. La noche del día 14 de Septiembre muy poca gente duerme en el pueblo. Después del baile, los jóvenes y no tan jóvenes se dirigen hacia el lugar a donde llegarán las vacas.

La espera se ameniza con comida y bebida aportada por las peñas.

Hacia las ocho de la mañana llegan las vacas, cabestros y caballos, que se desencajonan para que se tranquilicen ante la atenta mirada de la multitud. A las nueve de la mañana, momento esperado por todos, un cohete anuncia que están en el campo, en altos y caminos, así como los que esperan en el pueblo el comienzo del encierro.

Galería de Imágenes

  • Encierro Andando: Aprietan el paso a la altura de Santipol
    Encierro Andando: Aprietan el paso a la altura de Santipol
    Imagen obtenida de Novallas en Fotos bajo licencia de © Todos los derechos reservados
  • Encierro Andando: A por las reses escapadas
    Encierro Andando: A por las reses escapadas
    Imagen obtenida de Novallas en Fotos bajo licencia de © Todos los derechos reservados
  • Encierro Andando: Unos minutos de descanso
    Encierro Andando: Unos minutos de descanso
    Imagen obtenida de Novallas en Fotos bajo licencia de © Todos los derechos reservados
  • Encierro Andando: De camino hacia Novallas
    Encierro Andando: De camino hacia Novallas
    Imagen obtenida de Novallas en Fotos bajo licencia de © Todos los derechos reservados
Aviso Legal | Mapa Web | Pagina de Inicio | Agregar a Favoritos
© 2007-2016 ¤ José Antonio Cabetas Aliaga. Reservados todos los derechos. Optimizado para 1024 x 768 píxeles
http://www.cabetas.org