Comarca Comunidad de Calatayud

Comarca Comunidad de Calatayud

Nov 14, 2015 / POR Administrador

Mapa situación Comarca Comunidad de Calatayud

La Comarca Comunidad de Calatayud tiene una superficie de 2.518,10 kilómetros cuadrados y cuenta con una población aproximada de 39.587 habitantes, distribuidos en 67 municipios. Su capital es Calatayud.

La comarca engloba a los municipios de Abanto, Alarba, Alconchel de Ariza, Alhama de Aragón, Aniñón, Arándiga, Ariza, Ateca, Belmonte de Gracián, Berdejo, Bijuesca, Bordalba, Bubierca, Cabolafuente, Calatayud, Calmarza, Campillo de Aragón, Carenas, Castejón de Alarba, Castejón de las Armas, Cervera de la Cañada, Cetina, Cimballa, Clarés de Ribota, Codos, Contamina, El Frasno, Embid de Ariza, Embid de la Ribera, Fuentes de Jiloca, Godojos, Ibdes, Jaraba, La Vilueña, Malanquilla, Maluenda, Mara, Miedes de Aragón, Monreal de Ariza, Monterde, Montón, Morata de Jiloca, Morés, Moros, Munébrega, Nigüella, Nuévalos, Olvés, Orera, Paracuellos de Jiloca, Paracuellos de la Ribera, Pozuel de Ariza, Ruesca, Sabiñán, Sediles, Sisamón, Terrer, Tobed, Torralba de Ribota, Torrehermosa, Torrelapaja, Torrijo de la Cañada, Valtorres, Velilla de Jiloca, Villafeliche, Villalba de Perejil, Villalengua y Villarroya de la Sierra.

La Comarca Comunidad de Calatayud limita al norte con las comarcas del Aranda y Valdejalón, al este con el Campo de Cariñena y el Campo de Daroca, al sur con la comarca del Señorío de Molina-Alto Tajo de Guadalajara y al oeste con la comarca de Tierra de Medinaceli de Soria.

El río Jalón es el eje vertebrador de la comarca, territorio donde se hace grande con las aportaciones de los ríos Mesa, Piedra, Jiloca, Manubles, Perejiles, Ribota y Grío. En el Embalse de la Tranquera, ubicado en la confluencia de los ríos Mesa y Piedra y del barranco Ortiz; es posible practicar deportes acuáticos.

La interacción del agua con la tierra ha formado paisajes tan bellos e impresionantes como los que encontramos en el Parque Natural del Monasterio de Piedra, donde el sonido del agua y las cascadas te guían por un paraje de ensueño.

Las tierras de la comarca han sido habitadas desde la prehistoria, como prueban los inmensos talleres de sílex ubicados en el valle del Jiloca.

La principal ciudad de la comarca en época celtibérica era la poderosa ciudad-estado de Segeda, entre Mara y Belmonte de Gracián, de la tribu de los belos, etnia a la que también pertenecía la ciudad de celtibérica situada en el Cerro de Valdeherrera. Otra ciudad celtibérica importante fue Arcóbriga, situada cerca de Monreal de Ariza.

Municipium Augusta Bílbilis, situada en el cerro de Bámbola, se convierte en el centro político y de romanización de la zona, y es designada ciudad municipio de ciudadanos romanos.

Con la llegada de los musulmanes a la zona, y conscientes de su importancia estratégica, deciden crear un asentamiento en un montículo próximo a la confluencia de los ríos Jalón y Jiloca, el Castillo de Doña Martina. Siglo y medio después, se refuerza el asentamiento inicial y se amplían sus defensas, pasando a ser el [_cal-conjunto-fortificado _] conocido como madinat Qal´at Ayyub.

Tras la conquista cristiana del territorio, se funda el Monasterio de Piedra, por trece monjes cistercienses del Monasterio de Poblet, en el antiguo castillo de Piedra Vieja. El monasterio tuvo un papel importante en la repoblación y cristianización de la zona.

Aunque debieron existir considerables manifestaciones románicas en la comarca, son pocos los ejemplos que han llegado hasta nuestros días, entre los que destacan la Ermita de la Santísima Trinidad en Villarroya de la Sierra; o los ábsides de la Iglesia de San Millán en Berdejo y de la Iglesia de San Miguel en Bijuesca.

Dado su carácter fronterizo y estratégico, numerosas construcciones defensivas salpican la comarca, unas de época islámica como el Conjunto Fortificado Islámico de Calatayud, o el Castillo de Maluenda; y otras de época cristiana como el Castillo de Cetina, el Castillo de Ariza, el Castillo de Embid, o el Castillo de Godojos.

Las formas artísticas, obra de la población musulmana que permaneció tras la conquista cristiana, se conocen como arte mudéjar. Los alarifes mudéjares fueron los encargados de realizar múltiples iglesias, como la Iglesia de San Andrés en Calatayud, la Iglesia de Santa María en Tobed, la Iglesia de San Félix Mártir en Torralba de Ribota, o la Iglesia de Santa Tecla en Cervera de la Cañada; y bellas torres campanarios como la de la Colegiata de Santa María la Mayor de Calatayud, la de la Iglesia de Santa María en Ateca, la de la Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora en Terrer, la de la Iglesia de San Andrés Apóstol en Mara, o la de la Iglesia de San Miguel en Belmonte de Gracián.

La arquitectura gótica estuvo muy vinculada a la decoración mudéjar como se aprecia en la Iglesia de Santa María la Real en Ariza, o en la Iglesia de San Pedro de los Francos en Calatayud, dos buenos ejemplos del gótico en la comarca.

Durante el renacimiento, se mantienen las pervivencias góticas y decoraciones mudéjares en la arquitectura religiosa, incorporándose las nuevas formas renacentistas a la arquitectura civil, tanto pública, con ejemplos como la Casa Consistorial de Torrijo de la Cañada, Casa Consistorial de Ateca, o la Casa Consistorial de Berdejo; como privada, con ejemplos como el Palacio Costea en Morata de Jiloca, el Palacio de Sesé en Calatayud, o el Hospital de Peregrinos en Torrelapaja, conocido como Casa de San Millán. En esta época se ejecuta la impresionante fachada de alabastro de la Colegiata de Santa María la Mayor de Calatayud.

Durante la etapa del barroco se transformaron y ampliaron iglesias ya existentes, dotándolas de retablos y otros ornamentos religiosos, destacando la Colegiata del Santo Sepulcro en Calatayud; o la Iglesia de San Juan Bautista en Cetina. Uno de los ejemplos más destacados del barroco es el conjunto jesuita formado por la Iglesia de San Juan el Real, cuyo interior alberga pinturas realizadas por Francisco de Goya, el seminario y el hospital.

A la época contemporánea corresponden los elegantes Palacio del Barón de Warsage y Palacio de la Comunidad, ambos en Calatayud.

Para aprovechar las fuentes de agua termal de la zona, famosas desde el tiempo de los romanos, se han construido elegantes instalaciones, que posibilitan disfrutar de las saludables aguas terapéuticas, en el Balneario de Alhama de Aragón y el Balneario de Termas Pallarés en Alhama de Aragón; el Balneario de Sicilia, el Balneario de La Virgen y el Balneario de Serón en Jaraba; y el Balneario de Paracuellos de Jiloca.

Resumen

Comarca Comunidad de Calatayud

Plaza de la Comunidad, 1 50300-Calatayud

976 883 075

976 886 917

http://www.comarcacalatayud.com

secretaria(arroba)comunidadcalatayud(punto)com