Turismo de Zaragoza
  Estás aquí:  Inicio»Zaragoza Provincia»Patrimonio Histórico»Patrimonio Mudéjar»Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción en Utebo

La Provincia de Zaragoza, El Cuarto Espacio

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción en Utebo

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción en Utebo

La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción de Utebo fue construida en dos fases sobre el solar que ocupaba un antiguo templo. La primera fase se construye en el siglo XVI en estilo mudéjar y la segunda durante el siglo XVIII en estilo barroco.

La obra mudéjar del siglo XVI se compone de tres tramos, con capillas entre los contrafuertes. Los materiales empleados son ladrillo y yeso. El ladrillo aparece también al exterior, creando frisos de esquinillas de triple hilera en el muro de la nave.

El yeso se emplea para el enlucido del interior de la nave y para realizar celosías decorativas en el cerramiento de los óculos de iluminación.

La nave se cubre con bóveda apuntada de crucería simple cuyos nervios, diagonales de medio punto y triple bocel, se cruzan en la clave. Las capillas también se cubren con crucería simple de triple bocel, cuyo eje es perpendicular a las de la nave.

A finales del siglo XVIII se sustituye la cabecera mudéjar por una cabecera cuadrada barroca, en cuyo interior se inscribe una planta de cruz griega con crucero y testero rectos. Cuatro pilares centrales dividen el espacio, cubriéndose el central con cúpula semiesférica con pechinas y los de los brazos de la cruz por bóvedas de medio cañón con lunetos.

Los dos tramos laterales más cercanos a la nave mudéjar se cubren con casquetes esféricos. A los dos lados de la cabecera hay dos sacristías con cubierta plana de vigas.

La decoración es sobria y elegante: pilastras acanaladas con capiteles corintios, arquitrabe, friso y dentículos. La decoración tiende siempre a mantener simetrías y la iluminación se realiza por óculos

El pórtico sería realizado posteriormente, con una fachada en ladrillo y piedra de decoración barroca un tanto arcaizante.

Cuenta con una bella torre mudéjar, denominada torre o campanar de los espejos, por sus adornos de cerámica, siendo una de las más hermosas de Aragón por sus complejos arabescos y azulejos.

La torre se terminó a mediados del siglo XVI utilizando un tipo de cerámica que recibe el nombre de arista o cuenca.

La torre tiene una estructura interna propia de un alminar árabe, una torre exterior con un machón central, en este caso hueco, en el que se apoyan los peldaños de la escalera.

La parte inferior de la torre fue diseñada en planta cuadrada, muy sólida. Se introdujo una decoración exterior con una división artificial en varios cuerpos. Este cuerpo exterior estructuralmente es muy sólido, montado sobre un basamento escalonado de ladrillo.

El basamento alberga en su interior una habitación de planta cuadrada cubierta por bóveda piramidal que soporta al machón central hueco de la torre. Sobre esta habitación, en alto, está el verdadero acceso.

La escalera se desarrolla en tramos ortogonales cubiertos por bóvedas por aproximación de hiladas, iluminadas por escasos vanos.

La decoración exterior se compone de elementos resaltados de ladrillo y fondos cubiertos de cerámica. La decoración empieza desde el suelo. En ladrillo, hay una amplía variedad de diseños: cruzamiento de arcos de medio punto, rombos y esquinillas.

Sobre el cuerpo cuadrado se dispone otro de forma octogonal, de amplío desarrollo vertical, consiguiendo una armonía que convirtió a la torre en modelo posterior para todas las torres mixtas.

Uno de los elementos más característicos, originales e innovadores de la torre es su decoración cerámica, de la llamada de arista o cuenca, tanto al exterior como en el interior. El efecto estético al exterior es de un estallido de luz y color.

Este tipo de cerámica, que hasta entonces sólo se había utilizado en suelos y paredes, se caracteriza por que, sobre el barro tierno, se imprime un dibujo por medio de un molde de madera, creando unas aristas en relieve que limitan unas superficies que se llenan con óxidos metálicos.

Sobre la torre hay doce diseños diferentes de cerámica, además de los de la inscripción epigráfica. En los elementos cerámicos se utilizan los colores verde, melado, azul y marrón oscuro. La torre poseía 8.700 azulejos, de los que se han desprendido 4.100.

El retablo mayor, es de madera dorada con abundante decoración vegetal y está dedicado a la Virgen, se trata de una obra barroca rococó del siglo XVIII.

Existen otros dos retablos dedicados a la Inmaculada y al Sagrado Corazón.

Principales referencias consultadas:  Páginas del Ayuntamiento y de la Comarca,  Zaragoza Turismo (DPZ)Red AragónGran Enciclopedia Aragonesa y  Wikipedia.

Datos de Contacto

Nombre
Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción
Situación
 
Localidad
Utebo
Cronología
Siglos XVI y XVIII
Grupo
Mudéjar, Barroco

Galería de Imágenes

  • Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción
    Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción
    Imagen obtenida de Albúm de Picasa bajo licencia de © Todos los derechos reservados
  • Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción
    Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción
    Imagen obtenida de Wikimedia bajo licencia de Creative Commons
Aviso Legal | Mapa Web | Pagina de Inicio | Agregar a Favoritos
© 2007-2017 ¤ José Antonio Cabetas Aliaga. Reservados todos los derechos. Optimizado para 1024 x 768 píxeles
http://www.cabetas.org