Turismo de Zaragoza
  Estás aquí:  Inicio»Zaragoza Ciudad»Patrimonio Histórico»Patrimonio Renacentista»Patio de la Infanta en Zaragoza

Zaragoza, Ciudad de las Cuatro Culturas

Patio de la Infanta en Zaragoza

Patio de la Infanta en Zaragoza

Más conocido como el Patio de la Infanta, el zaguán de la Casa Zaporta comenzó a construirse en el año 1546 a petición del propietario de la misma, un rico mercader judío, de nombre Gabriel Zaporta, que convirtió su mansión, en la antigua calle Alta de San Pedro, hoy San Jorge, lindante con la aljama judía de Zaragoza, en la que puede considerarse la primera entidad bancaria de España. No en vano, desde sus dependencias, llegó a controlar las transacciones que se efectuaban en La Lonja de Zaragoza, al igual que la gran mayoría del comercio fluvial realizado a orillas del Río Ebro.

Teresa de Vallabriga se casó con don Luis Antonio Jaime de Borbón, infante de España y hermano del rey Carlos III. Habitó en esta casa siendo ya viuda, pero siguió siendo conocida entre los zaragozanos como la infanta, y por tanto su casa, Palacio y Patio de la Infanta, nombre que ha llegado a nuestros días, heredero del decir popular desde el siglo XVIII.

La antigua Casa Zaporta fue el palacio Escuela de Bellas Artes, Casino de Zaragoza, escuela infantil, conservatorio, colegio, sede de la Real Academia de Bellas Artes de San Luis, imprenta, ebanistería y hasta fábrica de pianos.

Tras algo más de tres siglos de historia, se procedió a la demolición de la casa en el año 1903. No obstante, su más valiosa joya, el impresionante patio de dos alturas y planta cuadrada, ricamente ornamentado, fue desmontado piedra a piedra y trasladado hasta la casa parisina de un rico anticuario francés que adquirió la construcción, salvándola de la piqueta.

En 1958 la Caja de Ahorros y Monte de Piedad de Zaragoza, Aragón y Rioja, hoy Ibercaja, recuperó para los aragoneses el Patio Zaporta o de la Infanta, pudiéndose admirar y visitar hoy en día en la sede central de la entidad financiera en Zaragoza.

Presenta los elementos y estructura propios de los patios aragoneses del Renacimiento, entre los que sobresale por su ornamentación innovadora, especialmente interesante en los antepechos del piso principal. Los balcones aparecen flanqueados por estípites y coronados con frontones rectos y curvos que alojan importantes representaciones iconográficas.

Llama, sin duda, la atención el gran impacto y la profusión decorativa del recinto, que se convierte en una obra de arquitectura escultórica de perfecto equilibrio y singular belleza, rematada por un alero plateresco tallado en madera. Construcción de dos plantas, el piso inferior está formado por ocho originales columnas de representación antropomórfica y líneas manieristas que sostienen unas grandes zapatas sobre las que se levanta un friso corrido que da paso a la planta superior.

En la trabajada ornamentación del patio abundan las escenas mitológicas, sus medallones se hacen eco de personajes como Carlos III, Carlomagno, Felipe II o Fernando el Católico y tiene bellos relieves en piedra y estuco.

En la actualidad en la sala principal se exhiben de forma permanente obras de Goya.

Principales referencias consultadas:  Ayuntamiento de ZaragozaRed AragónGran Enciclopedia Aragonesa y  Wikipedia.

Datos de Contacto

Nombre
Patio de la Infanta
Situación
Calle San Ignacio de Loyola, 16
Localidad
Zaragoza
Cronología
Siglo XVI
Grupo
Patrimonio Renacentista

Galería de Imágenes

  • Patio de la Infanta
    Patio de la Infanta
    Imagen obtenida de Albúm de Picassa bajo licencia de © Todos los derechos reservados
Aviso Legal | Mapa Web | Pagina de Inicio | Agregar a Favoritos
© 2007-2017 ¤ José Antonio Cabetas Aliaga. Reservados todos los derechos. Optimizado para 1024 x 768 píxeles
http://www.cabetas.org